sábado, 4 de junio de 2011

Sobre Dekrypton Joel

Dekrypton Joel - Foto sacada de su MySpace

"A veces se le va mano con su innegable virtuosismo, pero no cabe duda de que es un digno sucesor de Paco de Lucía y compañía". Eso escribí hace ya más de un año sobre el guitarrista portugués Dekrypton Joel en el artículo El netaudio es... flamenco publicado en este mismo blog.

Con motivo del monográfico que le hemos dedicado esta semana y de la edición el mes pasado de su séptimo álbum en la netlabel Electro Rucini, es hora de tratar de conocer un poco mejor a este intérprete y su particular visión del flamenco.

Traduzco a continuación algunos fragmentos relevantes de su biografía colgada en MySpace: Llevo tocando desde los 15 años (nací en 1953 en Lisboa). Nunca pensé en hacer algo relacionado con la música hasta que con 12 años escuché en la radio "Mr.Tambourine Man" de Bob Dylan. Después de eso quise tocar la guitarra y más tarde, en el verano de 1966, (...) me enamoré de la música pop para siempre.

["Lilith The Howl", del álbum Genara]

Esa pasión por las canciones de su infancia se refleja en el primer disco de Dekrypton Joel (con sus poco acertados escarceos de blues y psicodelia), pero sobre todo en The Rocky Desert's Album, donde reaparecen, esta vez mejor asimilados, los preceptos del rock californiano. Y otra pista: al final de su tema "Lilith The Howl", Joel intercala brevemente la melodía del "Paint It Black" de los Rolling Stones (y eso que de niño sus caras en las fotografías le daban miedo).
  • Dekrypton Joel 2008
De ahí que cuando en 2007 le prestaron un "viejo y oxidado" equipo de grabación (un Boss BR8) sus primeros experimentos tuvieran bien poco que ver con el flamenco. Con la intención de imitar a un grupo de guitarras eléctricas sin batería ("pensé que sería más fácil", comenta) fue creando los temas que componen la primera mitad de su álbum de debut.

Ya después se le ocurrió componer y grabar él sólo "tríos de guitarra imaginarios" inspirados en otro trío, el formado por Paco de Lucia, John McLaughlin y Al DiMeola. Por cierto que a todos ellos los ha homenajeado en temas como "Paco's Pedacito", "John Is Laughing" o "Enigma de La Melodía (For A.D.M.)".

El caso es que, si bien las últimas canciones de Dekrypton Joel 2008 sientan las bases de su trayectoria posterior, este trabajo de debut me parece el más flojo de su discografía. Carece de interés más allá de documentar sus primeras grabaciones, que encima se hicieron en condiciones ni mucho menos ideales.

El propio guitarrista debió ser consciente de ello, ya que buena parte de estas composiciones volverán a figurar en sus siguientes discos en versiones mejoradas.
  • Trilogía flamenca
El respeto a las raíces del flamenco convive con una marcada voluntad de ruptura dentro de la música de Dekrypton Joel. Podría decirse por tanto que hasta que no tuvo en sus manos una auténtica guitarra española no se sintió realmente cómodo.

Fue gracias a la ayuda de sus amigos que pudo hacerse con la Alhambra que le ha acompañado desde entonces, y si en la portada del primer disco aparecía posando con aspecto rockero, en lo sucesivo le veremos junto a esa nueva adquisición, ataviado con un sombrero jerezano.

El uso de una guitarra u otra influye mucho en el sonido de los discos de Dekrypton Joel (además de su Alhambra, toca una Washburn Stephan's Cutaway y alguna más). Y lo mismo ocurre con otra circunstancia más bien inintencionada: al carecer de micrófono, graba conectando el instrumento a un cable que da un acabado "metálico e histérico". Además, en sus primeros trabajos este artista portugués experimentará con un violín y una rudimentaria caja de ritmos.

Sea como sea, su segundo álbum El Guitarrista Tricéfalo marca definitivamente la senda que recorrerá Dekrypton Joel y salvo por la alocada segunda versión de "Doñana Lynx Dance" que recuerda a su debut no hay nada aquí que pudiera escandalizar en exceso a cualquier purista del flamenco.

La idea del trío imaginario (con una guitarra que suena en el canal izquierdo, otra en el centro y la tercera en el derecho) conlleva que estas voces musicales a menudo mantienen una harmoniosa conversación, pero con la misma facilidad pueden empezar a hablar cada una por su cuenta. Y dada la forma de tocar la guitarra que tiene Dekrypton Joel, con esas cascadas de notas y punteos marcados, su flamenco se convierte entonces en un ataque a los sentidos en las antípodas del easy listening.

Poco después llegaba Kryptonite For Lovers, que se abre con la segunda versión de "El Viborano", donde despliega todo su arsenal instrumental (tres guitarras, violín y caja de ritmos).

["El Guitri", canción del álbum Kryptonite For Lovers]

Más comedido es el segundo tema, "El Guitri", que dará título a su siguiente álbum. Y todavía en Kryptonite For Lovers aparecen otras dos piezas que dejan entrever que no iba a pasarse tocando flamenco toda la vida: la llamada "Farwest Ballad" (es decir, "Balada del lejano oeste") y "David Crosby", en honor al músico de los Byrds y también de Crosby, Stills And Nash.

En El Guitri, su tercer disco de 2009, Dekrypton Joel acaba de sacarse la espinita al regrabar seis composiciones antiguas (algo que no volverá a hacer). Ahí encontramos sin ir más lejos la versión definitiva de "Fatima’s UFOs", uno de los mejores temas de Dekrypton Joel 2008, y que había aparecido de nuevo como bonus track en El Guitarrista Tricéfalo.

Por cierto que no es extraño encontrar algunas alusiones a la ciencia ficción en los títulos de sus canciones, otros ejemplos son "Ángel de Cygnus" o "Kryptonite Dream".
  • Viaje al desierto
De alguna manera se cerraba así un ciclo, y para su siguiente álbum Dekrypton Joel decidió mirar hacia el desierto de los Spaghetti Western.

El estilo de The Rocky Desert's Album ha sido descrito como "folk-rock surrealista". La guitarra Alhambra queda aparcada y cambian las referencias musicales: ya no hablamos tanto de Paco de Lucía como de ZZ Top, J.J. Cale y las bandas sonoras de las películas de Sam Peckinpah.

["Amarillo Tularosa"]

Este recorrido inspirado en regiones áridas y montañosas del norte de Portugal concluye con un tema de corte épico, "Amarillo Tularosa". Y a partir de ahora, Dekrypton Joel se lo va a tomar con más calma.
  • Del trío al dúo
El año pasado sólo sacó un álbum, Genara, un trabajo "romántico" y que rinde tributo "a la belleza de las mujeres". En el plano musical, vuelve al flamenco pero con dos guitarras en vez de tres en la mayoría de los temas. Este nuevo formato, junto con el abandono del violín y la caja de ritmos, hace pensar que para Dekrypton Joel la evolución pasa por ir sustrayendo cada vez más elementos, en paralelo quizá con una mayor confianza en su técnica a las seis cuerdas. "También me gustaría tocar con una sola guitarra pero confieso que lo encuentro difícil", ha asegurado.

Y hace sólo dos semanas se publicaba su séptimo álbum, The Shadows’ Jungle, otra muestra de que las técnicas del flamenco las tiene más que asimiladas y que ahora toca seguir profundizando y enriqueciéndolas con la influencia de estilos como la música mexicana.

A estas alturas, Dekrypton Joel acumula unas cien composiciones que ha ido escribiendo en su tiempo libre, y también tiene un libro filosófico en portugués titulado Momentus Iconoclasticae (como uno de los temas de Kryptonite For Lovers). Todo ello sitúa a este guitarrista autodidacta y que nunca toca en directo como una de las figuras más interesantes del netaudio.

No podemos terminar este artículo sin mencionar que todos sus discos figuran en el catálogo de la discográfica virtual Electro Rucini. Lo cierto es que dicha netlabel se dedica más bien a la música improvisada y el noise, pero comparte el espíritu aventurero siempre presente en las grabaciones de Dekrypton Joel.

Entradas relacionadas: