viernes, 26 de marzo de 2010

Un análisis de las plataformas

Supongamos que has estado escuchando el programa hasta ahora y quieres explorar por tu cuenta el mundo de la música libre… ¿Por dónde empezar? En los enlaces de la derecha tienes los sitios más destacados en los que se escribe en castellano sobre netaudio, así como varios programas en formato podcast, blogs en inglés y otros idiomas…

Pero hay un apartado, el de las plataformas, sobre el que me parece que conviene dar algunos datos más. Como explicaba en el glosario, se trata de páginas que ofrecen espacio en sus servidores de Internet para que artistas y netlabels cuelguen su música.

Hay algunas como Scene.org o SonicSquirrel.net que se dedican sobre todo a la electrónica y que no conozco tanto, pero me voy a centrar en las cuatro que más he usado.

Las cuatro me parecen muy recomendables: abarcan diferentes estilos musicales y ofrecen un sistema de escucha sin necesidad de descargar, así que conviene que las conozcas un poquito si quieres sacarle partido a esto del netaudio. Ahí van, en orden aproximado de antigüedad.

Internet Archive

Fundado en 1996 y con sede en San Francisco, cuenta con el apoyo de instituciones estadounidenses y una nutrida nómina de colaboradores. El Internet Archive no es sólo una plataforma de música, más bien sirve de enorme biblioteca para todo lo relacionado con la cultura libre.

Tiene programas de radio, libros, películas, programas de ordenador… pero ya hablaremos de todo eso más adelante.
  • A favor: aquí está la música de la mayoría de netlabels o discográficas virtuales, además de miles de conciertos y grabaciones históricas. Hay listas con los discos más descargados y recomendaciones, y a menudo los archivos de audio están disponibles en diferentes formatos (aunque algunos son bastante antiguos y se han quedado obsoletos).
  • En contra: el diseño puede que no sea lo más moderno del mundo, y a veces no se puede descargar el álbum entero en archivo comprimido y hay que ir canción por canción. Lo peor que te puede pasar de todas formas es que te veas sobrepasado por la inmensidad de este archivo.
  • Una recomendación: Planete SauvagePlanete Sauvage EP

Jamendo

Se anuncian como “la mayor plataforma mundial de música libre bajo licencias Creative Commons”, y tienen su sede en Luxemburgo. Al margen del Internet Archive, Jamendo es la plataforma más veterana, y cuenta con unos 2,4 millones de visitas mensuales y 500.000 descargas diarias.  Ha pasado por apuros económicos que parece que ahora mismo están superados.
  • A favor: es la única plataforma con versión en castellano. Cuenta con una comunidad de usuarios, puedes crear tu perfil con favoritos, listas de reproducción o hacer donativos. Otro punto a destacar es Jamendo Pro, que facilita el uso comercial de las canciones, por ejemplo para el hilo musical de un restaurante o la banda sonora para un anuncio.
  • En contra: la única pega que le veo es en los archivos de audio en sí. Los mp3 están en una resolución bastante baja para los estándares actuales (en torno a 192 kbps e incluso menos), y aunque se pueden bajar por P2P en formato ogg eso apenas supone una mejora, y además es un sistema demasiado engorroso. Claro que si todo esto te suena a chino o te da igual, Jamendo es un sitio que querrás visitar con frecuencia.
  • Una recomendación: Diablo Swing OrchestraThe Butcher’s Ballroom

Bandcamp

Detrás de esta plataforma hay seis programadores norteamericanos. Les faltan todavía unas cuantas características por incorporar, pero eso no impide que miles de intérpretes hayan escogido ya Bandcamp para alojar su música.
  • A favor: aporta una gran flexibilidad a los artistas. Cada uno decide si cobra y cuánto por la descarga, si pide una dirección de correo a cambio o si la ofrece gratis. De cara al usuario, lo mejor es que deja elegir entre una gran variedad de formatos para los archivos de audio (por defecto vienen en mp3 de 320 kbps, en mi opinión, la mejor opción hoy día). Y luego hay otros detalles: admiten tanto el Copyright como las licencias Creative Commons, algunas canciones traen las letras incorporadas…
  • En contra: hace poco introdujeron las etiquetas para clasificar la música y la cosa ha mejorado un poco, pero antes la navegación era algo caótica a no ser que quisieras bajarte el álbum de un grupo en concreto. Además, es la única plataforma que no tiene comentarios, y hay que entrar en la página de cada artista para saber si tiene música en descarga gratuita.
  • Una recomendación: The HollyhocksSeed Packets Songs

Free Music Archive

En fase de prueba todavía, pero con un montón de música interesante, el Free Music Archive está asociado a la emisora de radio WFMU. Con esa misma filosofía de difundir propuestas alejadas del radar de lo comercial, esta plataforma ha logrado además el apoyo de Free Albums GaloreblocSonic y netlabels como Peppermill.
  • A favor: cada artista tiene su propia página con información biográfica y enlaces a todas sus canciones. Cuentan con una creciente comunidad de usuarios registrados que dejan comentarios y comparten listas de reproducción, además de con uno de los blogs más activos dentro del netaudio. Y dentro de sus contenidos ligados a la WFMU, se pueden encontrar por ejemplo conciertos muy interesantes.
  • En contra: ciertos problemas a la hora de descargar las canciones han ido solucionándolos con el tiempo. No se ve una distinción clara entre discos donde están disponibles todas las canciones y otros que hay incompletos (me pasó con éste). La resolución de los archivos de audio varía y no tienes forma de saber cuál es hasta que bajas la primera canción.
  • Una recomendación: The Underscore Orkestra – No Money, No Honey, All We Got Is Us

Actualización: No te pierdas el comentario que nos ha dejado en esta entrada David Domingo aportando información sobre otras plataformas.