jueves, 3 de marzo de 2011

Entrevista a Wings Of An Angel (I)


"Tanta gente cree que la música es el centro de atención, pero yo pienso que es sólo una voz... sin nuestra travesía, sólo tendríamos ruido"
- Michael Chrono Anderson

READ THE FULL INTERVIEW IN ENGLISH HERE (PDF)

Wings Of An Angel: Bandcamp | archive.org

Primero que nada, antes de que comencemos este maravilloso viaje, doy las gracias al querido Ayoze García González por esta oportunidad sin precio y por su gran apoyo a lo largo de los años. ¡Has escrito unas preguntas fascinantes! Por regla general yo no contesto a entrevistas pero esta vez he decidido saltarme la norma y afrontar la responsabilidad. No estoy interesado en la publicidad y la egolatría. Sin embargo, me interesa sinceramente esta oportunidad única para presentarme de manera exhaustiva y puede que iluminar e inspirar. Además, a un nivel muy personal e íntimo, se trata de una ocasión de oro para reflejarme en la misma cima de mi existencia…

-Entiendo que prefieres mantenerte en el anonimato, ¿pero qué podrías contarnos de tus primeros pasos en el mundo de la música?

-No en el anonimato per se, pero ciertamente prefiero las sombras de la zona en penumbra… es mucho más acogedora y confortable… Nunca me he esforzado por ser famoso, ya ves… El pasado es ciertamente una ventana para comprender las complejas dinámicas de la conducta interior y exterior de uno. Pero en un profundo sentido espiritual y filosófico, el pasado está muerto, congelado y envuelto en neblina… Lo que fue, fue.

Sólo diré que he estado involucrado con la música electrónica desde edad muy temprana, en el amanecer de todos los estudios de producción de software y tecnologías en general. Por tanto, he adquirido una vasta experiencia en prácticamente todas las técnicas posibles de producción y software relacionado con la música y el sonido. Una enorme cantidad de noches solitarias las he pasado desarrollando y ampliando mi dominio hasta el límite posible… Puede que no suene humilde, pero es la pura verdad. Honestamente, he atravesado tantas y tan diversas fases de desarrollo entre las innumerables esferas de Internet… que podría escribir un libro sobre todas mis aventuras.

-Tu música podría ser descrita como multicultural, y transmite un mensaje de paz y esperanza. ¿Estás de acuerdo? En ese caso, ¿crees que se relaciona de alguna manera con la situación en el país donde vives, Israel? ¿Te sientes parte de la escena musical israelí?

-En primer lugar, y para aclarar las cosas: no tengo conexión en modo alguno con la escena musical de Israel, ni con la de ningún otro lugar del planeta Tierra. No obstante, mantuve una breve relación con la escena underground local; aunque fue hace mucho tiempo, durante mi peregrinación a través de las edades oscuras… Había experimentado con algunas actuaciones en directo, etc. Pero lo encontré crudamente en desacuerdo con lo que tenía en mente… Además, para mí, interpretar el tipo de música que hago en el burdo ambiente de los clubs y bares es un triste chiste. Nunca lo volveré a intentar, tengo otras visiones que realizar, ¡como mi propio gran Mysterium! Me gustaría que mi Mysterium trajese la desaparición apocalíptica del mundo conocido para introducir una edad de iluminación multidimensional, ambientada en un faro remoto, desierto y aislado… y durante la cual la barrera entre el público y el intérprete se disolvería, para permitir una comunión espiritual única que lleve a un éxtasis de disolución y transfiguración del mundo. Todos serían grandes artistas, todas las artes verdaderas estarían incluidas: música, cine, poesía, las artes visuales como el graffiti, breakdance… El Mysterium sería una experiencia que, empleando todos los sentidos, permitiera trascenderlos y trasladar a la Humanidad a un nuevo y mucho más avanzado plano de la existencia.

Mi música es en verdad multicultural y multidimensional, y la estoy llevando al extremo, puesto que me considero un maximalista. Es Misticismo Postmoderno… A lo largo de los años, he desarrollado mi propio lugar trascendental, que creo que está más allá de cualquier clasificación artificial. Con todos y cada uno de mis poemas sonoros y con cada proyecto en su conjunto, intento ser al mismo tiempo el creador y el destructor. Algo así como una actualizada, post-moderna y quizá incluso post-mitológica adaptación del Señor Shiva. Soy al mismo tiempo la luz y la oscuridad, y la majestuosa nada y el supremo todo; y no quiero estar limitado por ninguno de ellos.

Por supuesto que quiero transmitir mensajes positivos de paz y esperanza y todo lo demás; pero es mucho más complejo que eso. Hablo a individuos, no a comunidades o sociedades, del mismo modo que las particularmente personales e íntimas experiencias de muerte, inspiración, genio y locura (por sólo nombrar algunas) hablan únicamente al individuo. No he venido a repartir vino y rosas en esta tierra, mi querido amigo; la vida es una lucha, nos guste o no. Y por eso, desde una edad temprana, he desarrollado rigurosamente un fuerte espíritu guerrero, aunque no era físicamente fuerte o particularmente bien constituido. El músculo no es nada: lo que está dentro de ti, el poder de tu psique y el esplendor de tu yo interior, eso es lo que importa.

Si fuera a formar mi propia alianza de resistencia, la llamaría: ¡Rebeldes unidos de espíritu fuerte!

Eventualmente, se trata de difundir positividad y empoderamiento. Pero tengo mi propia forma de hacerlo a través de la alquimia sonora, que lleva al oyente por el viaje de su vida. Porque, en el nivel más profundo, en realidad no hay luz u oscuridad. Y esa complejidad es lo que intento expresar con mi arte: no la luz o la oscuridad en sí, sino la tierra de nadie, ese indefinido y a menudo peligroso territorio que existe más allá de la experiencia unidimensional en la que casi todo el mundo vive.

Y por último, mi arte está ciertamente vinculado de alguna profunda e íntima manera con lo que yo personalmente he pasado como ex soldado y veterano de guerra. No es la situación global en sí, sino mis propias situaciones íntimas. Por ejemplo, una querida composición titulada “Faint Sunlight” de mi primer y rompedor proyecto, haloDim, describe y lamenta la infinita cantidad de horas que he pasado como centinela en una torre de observación, vigilando la ventosa frontera entre Israel y Líbano. En una soledad perfecta, en lo profundo de la noche, estábamos sólo mi viejo transmisor de radio y yo, y los majestuosos paisajes a mi alrededor… La bella e imponente oscuridad de la Naturaleza, que me inspira… Prefiero la Naturaleza en sus revelaciones más oscuras y  nocturnas a las mañanas soleadas y los lisos cielos azules.

Nights Of Canaan - Virgin Springs.

Nights Of Canaan - Desolate Fields.

Nights Of Canaan - A Breaking Waterfall.

Nights Of Canaan - Mysterious Forests.

Nights Of Canaan - A Hidden Cave In The Wadi.

Nights Of Canaan - Wild Howls.

Nights Of Canaan - Crickets Chirping.

Nights Of Canaan - Sacred Tombs Of The Just.

Nights Of Canaan - A Silent Breeze Of Laughter.

Nights Of Canaan - A Beauteous Garland For Lovers


Soñando en silencio ad infinitum dentro de una torre de observación abandonada… ¡Qué hermosa visión! Y en mis sueños más oscuros y a veces silenciosos, a menudo tengo visiones psicodélicas de herejía en la Humanidad. Como sugiere mi poema:

Every Now And Again,

Deep At Night,

The Moonstruck Poet Opens His Dusty Curtain,

To Get Rid Of Dead Light.

His Dirty Little Garret -

A Sacred Graveyard;

The Narrow Bed -

A Tomb Of Might.


-Da la impresión de que lo que te inspira es la espiritualidad y la poesía, puede que más que otras músicas. ¿Tienes músicos favoritos?

-Tristemente la poesía, en su mayor parte, se ha convertido en un medio de ideas mediocres y sentimientos baratos… A partir de una muy profunda forma artística ha degenerado muchísimo y perdido su chispa y atractivo inicial, por lo menos para mí. Por supuesto que de vez en cuando aparecen individuos de mucho talento que se dedican a lo suyo con una suprema dedicación y genio; pero la poesía en su conjunto, como forma de expresión artística bella y auténtica, no significa mucho para mí hoy día. El poeta ya no es más un enemigo del Estado, sino un perrito, una marioneta, un entusiasta groupie de quienes detentan el poder. Además, personalmente pienso que la palabra escrita, que yo solía disfrutar y respetar, está perdiendo su atractivo. Las palabras han quedado vacías de significado… Demasiado se ha escrito con demasiadas de las mismas palabras y sobre los mismos temas. Hoy día, reconozco el alcance limitado de la palabra escrita… y del mismo modo, ése es el problema con el bebop y otras formas de expresión artística estancadas. Aún así, entre todas las artes la poesía es única en la forma en que permite a gente sin habilidades como dibujar o tocar un instrumento, sin herramientas externas y sin invertir dinero, expresarse de la manera más profunda y sublime.

Y en cuanto a la música, ha sido mi primera fascinación desde tiempo inmemorial. La música ha estado ahí para mí en algunos de los momentos más duros y oscuros. No obstante, lo que yo considero como música probablemente no es lo que otra gente considere como tal. Diría que el sonido, en su más pura ausencia de forma, es probablemente la expresión más espiritual de lo divino...

Como ejercicio, me gustaría preguntarte a ti y tus lectores: ¿qué demonios es la espiritualidad y que deberíamos considerar como verdaderamente espiritual? En mi humilde opinión, la auténtica espiritualidad es muy difícil (cuando no casi imposible) de definir y encontrar. Y siempre ha sido así.

Nunca he sido practicante, ni he adorado a nada ni nadie, nunca he estado involucrado con cultos o comunas, etc. Sin embargo, soy un dedicado observador cuya insondable curiosidad no tiene límites. Pero no creo en nada ni en nadie, como ya he dicho. Y al mismo tiempo, no reniego de lo milagroso como si fuera una enfermedad terminal e incurable. Soy lo que podrías llamar el perfecto pensador crítico. Verifico y cruzo la información por norma, y no tomo nada como un hecho obvio.

Metafóricamente hablando, soy una guillotina viviente, cortando las absurdidades de la vida en astillas muertas. Afilo mi mente y mi consciencia del mismo modo que un herrero afila un hacha. Y mi arma contra la degeneración es Macabre Zazen.

[“Macabre Zazen”, tema que aparecerá en su próximo álbum]


Personalmente, siempre me he sentido atraído hacia formas extremas y bastante radicales de la llamada expresión espiritual: místicos errantes, gurús de espíritu libre, profetas callejeros, magos de las artes marciales, los Aghori, y otras formas no conformistas de expresión. Y a continuación, un poema mío sobre la experiencia esotética del misticismo:

Meditating in enlightened silence,

At the furthest edge of the holy fire.

The night is dying away.

My silent prayers,

On the edge of the abyss,

Are fading into the holy fire,

In black splendor,

Like a divine mantra,

For a long forgotten deity. 

 
Y al igual que todos los mencionados antes buscan momentos de tranquilidad lúcida y éxtasis profano que rompen todas las convenciones humanas y normas sociales, yo creo arte a partir de un incomprensible impulso interno, sin el cual mi existencia probablemente no tendría validez real o estabilidad. Es cierto que a menudo la inspiración se retrotrae a los más oscuros y nebulosos ámbitos de la existencia abstracta, pero lo veo como una forma de convertir, por así decirlo, las aguas infectas de la vida humana en un elixir divino.

En cuanto a mis músicos favoritos, me alegra que lo preguntes. En mi tiempo libre, me encanta explorar los misterios del cosmos con mis telescopios, con música espacial de fondo. No música humana, sino discos como NASA Voyager Recordings - Symphonies of The Planets o NASA Voyager Space Sounds (10 CD set).

Aparte de eso, recomiendo los trabajos creativos de los siguientes artistas: Bohren & der Club of Gore (especialmente Sunset Mission y Black Earth), Booker Ervin (tiene un tono de saxofón bello en su tristeza), David Hykes, David S. Ware, Elend, Empyrium, Ghazal, Hariprasad Chaurasia (especialmente sus divinas interpretaciones del gran raga: "Raag Kirwani"), John Coltrane (sobre todo A Love Supreme + Sun Ship), Paul Simon (en su álbum acústico Songbook tiene tres canciones que siempre me han emocionado profundamente: "I Am A Rock", "The Sound of Silence" y "A Most Peculiar Man"), Nagual Art, Peter Andersson's projects, Rahsaan Roland Kirk, Sainkho Namtchylak (con la mejor técnica vocal que he encontrado, y en general una artista brillante y profundamente única), Sun Ra & The Arkestra en sus varias encarnaciones...

Además respeto y disfruto mucho la música oriental y klezmer de calidad, a mil años luz de cualquier forma de música occidental comercializada. Y adoro el bello y melancólico sonido de los varios instrumentos del Este: el violín (kemenche), el clarinete, el oud, el kamancheh persa, el zurna, el kanun, las tablas y otros instrumentos de percusión, el esraj, el saz, el sitar, el duduk, la flauta ney y demás. También tengo que añadir que me encanta escuchar grabaciones de campo, drones celestiales y ambient oscuro. En concreto, varios lanzamientos individuales y de netlabels que busco en http://www.archive.org/ Y por último me gustaría recomendar una experiencia de lo más mística y asombrosa: la de escuchar a The Bulgarian Voices Angelite junto a Huun Huur Tu cantando "Fly, Fly My Sadness". Y siguiendo a la profunda inspiración, aquí está uno de mis poemas que habla sobre mis sentimientos respecto a mi inherente melancolía…

Fly, Fly, Fly,

My Beloved Sadness!

And Fearlessly,

Soar High, High, High,

Towards Unknown Regions Of The Vast Sky!

Fly, Fly, Fly,

My Beloved Sadness!

And As A Cherubic Chant,

Or A Choir's Quiet Lament,

Your Beauty Will Forever Be Present!

Fly, Fly, Fly,

My Beloved Sadness!

And May It Be,

That For My Tortured Soul,

You Will Always Be As Good As A Cup Of Morning Tea.



También me gustaría usar esta oportunidad para recomendar algunas de mis películas favoritas: Ashes and Snow, Un Homme Qui Dort (A Man Asleep), Ghost Dog: The Way of The Samurai, Institute Benjamenta, Ladoni y Mesto Na Zemle de Artur Aristakisyan, Oriental Elegy (de Alexander Sokurov), Naan Kadavul (I AM GOD), Natura Fluxus, Spring Summer Fall Winter… And Spring, Stalker de Tarkovsky, Steppenwolf, Gadkie Lebedi (The Ugly Swans),  y los increíbles filmes de Vinterriket.

/audios/eedfcbbd88e4a3caf057f08126339a11.mp3
Entradas relacionadas: