viernes, 7 de mayo de 2010

Sobre la música de Paco Alcázar

Autorretrato de Paco Alcázar


La entrevista que le hemos hecho este jueves a Paco Alcázar nos ha servido para conocer muchas cosas sobre su música, atribuida a “bandas imaginarias” en las que (casi) siempre es él único miembro.

En Bandcamp hay 19 discos suyos que puedes descargar de forma gratuita; pasamos ahora a resumir el contenido de esa entrevista y a reseñar brevemente el catálogo de Mal Amigo, una discográfica que Paco imaginó irónicamente como “una especie de megaempresa donde un productor tirano se inventa grupos o manipula a la gente para que hagan la música que él quiere”.

La trayectoria musical de Paco Alcázar comenzó a principios de los años noventa, cuando formó parte de un grupo y aprendió a utilizar un equipo de cuatro pistas. Y no sólo eso: “Me di cuenta de lo gratificante que era hacer música en mi propia casa, yo solo y sin espíritu comercial, prácticamente para los amigos”.

Paco confiesa que sus gustos se dirigen hacia artistas anglosajones, y cita el primer álbum de Beck entre sus principales influencias. De ahí también que sus letras, a las que no atribuye mucha importancia, estén siempre en inglés. Y un último elemento que define su estilo es la voz en falsete con la que suele cantar: según explica, es “una manera de esconder que no estás gritando realmente” y no hacer así mucho escándalo, dado que graba en su casa.

Más allá de eso, la música que encontrarás en el catálogo de Mal Amigo es bastante variada, así que echemos un vistazo a cada uno de estos grupos.




Sin lugar a dudas su proyecto más prolífico. La música de Funnier Than Suicide ha quedado preservada para la posteridad en cuatro voluminosos recopilatorios con grabaciones de entre 1994 y 2000.

Son en su mayoría de unos dos minutos (“me gustan las canciones cortas y que no me aburra de escuchar”, comenta) y ya aparecen muchos de los estilos que Paco desarrollaría en sus otras bandas imaginarias.




  • Black Beethoven: “disco-retro-futurista, música ratonil para tugurios”
  • Discografía: One!, Two!

Funnier Than Suicide “no tenía un estilo demasiado definido”, y a partir de 1996 Paco comenzó a componer bajo otros pseudónimos como Black Beethoven, en este caso “música de baile inventada para discotecas que no existen” pero que a veces se deja llevar hacia “sonidos más espaciales”.




Paco ha utilizado los secuenciadores de Yamaha en varias ocasiones, tanto aquí como en The Art Of Self-Defense y Humbert Humbert.

Dentro de los discos de Los Súper-Asesinos el formato instrumental cobra un protagonismo casi absoluto, con temas rimbombantes a la par que memorables como “Ave, Calígula”, el cual su autor ve “alejado de lo que suelo hacer”.





“Es uno de mis favoritos”, explica Paco: “Me gusta mucho cómo quedó el disco aunque no es muy largo, era una especie de Humbert Humbert pero sin guitarras eléctricas”.



  • Informe, Disco Volante!: “chunta-chun-chun-chunta, electro-mantra”
  • Discografía: Peligro indefinido
Desde luego, ningún otro de los grupos de Mal Amigo tiene un origen tan curioso.

Dejemos que sea el propio Paco Alcázar quien nos lo cuente: “tenía unos vecinos que me daban mucho la brasa con Operación Triunfo; pretendía dibujar después del trabajo, y con aquella música era imposible, entonces pensé hacer un tipo de música repetitiva y que escuchara a tal volumen que no oyera Operación Triunfo”. Y parece que el plan dio resultado, más o menos.



  • New Pragmatics: “post-doo wop, ruacanrol”
  • Discografía: New Pragmatics

Toda la música de Paco Alcázar obedece el principal principio del punk: hazlo tú mismo. Sin embargo, es con New Pragmatics donde se permite practicar este género a través de seis temas, concisos y subidos de volumen como mandan los cánones.

“Quería hacer algo clásico”, explica, pero permanece su particular forma de cantar, que en este contexto “puede recordar a Half Japanese”.




Cambio de tercio radical. Aquí Paco experimenta con los sampleados sin emplear ningún instrumento musical. Todo empezó “porque un amigo me enseñó un programa que se llama Wavelab, de edición de sonido pero que te permite la posibilidad de hacer loops”. Así surgió Collage-Rock, un disco en el que mezclaba “trozos más o menos reconocibles” de canciones, en un primer paso que le llevó luego a utilizar esos fragmentos “como un instrumento”. Porque eso de hacer un homenaje al Captain Beefheart como en “Apes-Ma Revisited”, usando su voz y fragmentos de sus melodías, “hace mucha gracia al principio” pero luego no tanto.

“Lo que me interesa es distorsionar o cambiar tanto las fuentes originales que nadie sea capaz de decir cuáles son”, asegura en referencia a lo que busca con Robo-tronik en la actualidad. El modo de trabajo de ese programa informático, “todo en una misma pista”, determina además el acabado no demasiado pulido de estos discos.



  • Van Delay: “rarismo, refranes de los Países Bajos”
  • Discografía: Thesaurus

Cuenta la historia apócrifa (léase: inventada por Paco Álcazar) que doce miembros de Robo-tronik se escaparon para hacer su propia música, que suena parecida a la del grupo anterior aunque “sin voces y con unas estructuras más repetitivas y extrañas”. De lo más abstracto y experimental en el catálogo de Mal Amigo, con excepciones como la bella “The Lake”.



“Otro ser humano en Mal Amigo, no me lo puedo creer”. Eso escribía Paco en la página de Bandcamp dedicada al debut homónimo de Granito para dar la bienvenida a Laura Rodríguez, quien toca aquí el bajo. Ese álbum (del que hablé ya en una entrada anterior del blog) sigue siendo mi favorito entre los aquí comentados.

Sus composiciones bebían de la música surf “para tirar a cosas más ambientales”, así que la etiqueta de post-surf es probablemente la más acertada (el resto son a menudo parodias) de cuantas ha acuñado Paco. Y en el nuevo EP del grupo, Some People Can’t Fix Everything, Granito han introducido voces y el resultado recuerda más a Shake, Octopus!, “pero con el toque que le da Laura”.



Por último ya tenemos a Shake, Octopus!, el enésimo proyecto en solitario de Paco Alcázar, esta vez formado bajo el influjo del noise rock difundido por The Intelligence y A Frames. Cuando empezó a colgar las canciones en Myspace, se presentaron unos canadienses que ofrecieron editarlas en ese país en formato vinilo de corta duración.

“Nunca supe más de ellos”, asegura Paco, pero ahora sí que podemos escuchar la música de Shake, Octopus! gracias a las maravillas de Internet.

Y hablando de eso, aprovecha para bajarte el catálogo de Mal Amigo lo antes posible, por lo que pueda pasar. “Por ahora las canciones son gratis, pero en el futuro me reservo el derecho a aparecer por tu casa y cobrarme lo que te hayas bajado en forma de bienes materiales”, amenaza Paco. ¡Qué miedo! ;-)

Entradas relacionadas: