viernes, 9 de julio de 2010

'The Faust Cycle', segundo cacho

Si has escuchado el programa de este jueves, sabrás que la historia del Ciclo de Fausto se va complicando en esta segunda parte. Después de que Ergo Phizmiz llegara a la casa del doctor Faustus para entregar un paquete y se encontrara con numerosos personajes, el primer cacho concluía con la historia del niño ventrílocuo George Scrape.

  • “Culinary Philosophy”

Ahora escuchamos una canción seguida de un breve collage sonoro con voces infantiles (0:00:00-0:05:01). Ergo se despierta y encuentra a su alrededor un montón de salchichas. Piensa que Faustus a lo mejor le ha proporcionado un desayuno y se plantea comerlas. El problema que es vegetariano, aunque como buen inglés no puede rechazar semejante regalo. Porque así es el carácter inglés, del que habla la siguiente canción (0:05:53-0:07:20).

¡Que viene el tren!


El caso es que Ergo se come una salchicha, lo cual desata la ira de Mr. Sausage (el Señor Salchicha en español). Nuestro protagonista se ofrece a comprar otra, ya que había visto una carnicería en la misma calle donde está la casa del doctor Faustus. Pero Mr. Sausage le responde que ahora mismo se encuentra a varios kilómetros del mundo exterior, y que lo mejor será que coja el tren. Ergo se despide amigablemente de Mr. Sausage (al final se dedican piropos y todo) y se pone a buscar el tren.

Nuestro protagonista tiene la sensación de que cada vez que se queda dormido alguien le arrastra tirando suavemente del pelo, y por eso se ha adentrado tanto en el interior de la casa. El tren le pasa por delante, y lógicamente Ergo a continuación decide subirse a un banco andante que pasaba allí. Este alocado viaje queda reflejado en tres minutos de música instrumental (0:12:18-0:15:16).

Su destino es un cuarto con una mesa donde todavía no hay nadie. Pero, ¿qué es lo que pasa?, ¿de dónde vienen tantos globos? Poco a poco, escuchamos cómo van estallando (0:15:31-0:20:10).

Collage de Joseph Cornell

Resulta innegable el talento de Ergo Phizmiz a la hora de describir con música los acontecimientos más fantasiosos. Con cada globo que estalla, aparece un invitado y se sienta a la mesa. Dos de ellos comentan que el nuevo invento de Fausto es una muñeca mecánica y mencionan a Joseph Cornell, artista a quien está dedicado el Ciclo de Fausto y que por lo visto es uno de los favoritos de Ergo.

Cornell está allí en la mesa también: se ha convertido en un asistente del doctor Faustus, lleva unas tijeras y habla a través de collages sonoros (0:27:02-0:29:56). Entonces un cerdo todavía vivo desciende hacia la mesa
y un hombre gordo lo corta en lonchas. Es Trimalción, uno de los personajes del Satiricón de Petronio, que según cuenta Ergo “ha estado dando fiestas durante siglos".

Y ojo, porque acto seguido vienen dos de las mejores canciones que aparecen en todo el Ciclo de Fausto. La primera se titula “Celia" y su estribillo dice aquello de "me encantaría quitarte la ropa". Ergo decide tocarla cuando Trimalción le presenta para el regocijo de los asistentes. Se siente mal porque no había sido invitado, así que coge el ukelele más cercano, y consigue que todos canten en coro (0:39:52-0:42:42).

Pero algo no va bien. Mr. Sausage aparece en la mesa, desnudo, lleno de salchichas y muere en medio de terribles convulsiones. Deduzco que la siguiente canción (0:43:25-0:46:03) está dedicada a él: sea como sea, me parece verdaderamente preciosa (la compararía con "Couldn't Call It Unexpected No. 4" de Elvis Costello). Ni la instrumentación desafinada logra restarle encanto.

Los invitados siguen comiendo y llorando cuando aparece el famoso tren de raíles mágicos y lo destroza todo a su paso. Sólo queda vivo Trimalción, sentado comiéndose una chocolatina. Entonces llega un autómata que toca el violín y se acerca a Ergo. Le mira a los ojos y parece querer decirle algo, pero él no sabe lo que es.

A continuación, un enorme espejo desciende del techo como ya lo hiciera el cerdo y al mirarse en él, Ergo se da cuenta de que ha quedado convertido en un muñeco de madera y no se puede mover. Su papel había sido bastante pasivo hasta ahora, ya que la mayor parte de las veces sólo observaba y no tomaba parte en los acontecimientos de la historia, pero esto...

Alguien recoge a Ergo el muñeco, y tras un fragmento orquestal lo que viene ahora (0:53:46-1:18:17) es una larga y bonita pieza para piano titulada "An Evening In Hell" ("Una tarde en el infierno"), compuesta e interpretada por James Nye. La pieza para varios instrumentos que se escucha justo antes sirve como una especie de leitmotiv y ya se ha ido repitiendo a lo largo de este segundo cacho del Ciclo de Fausto, a menudo como fondo para la narración.

Por cierto que Nye intercala al piano algunos fragmentos conocidos de música clásica, por ejemplo sacados de la ópera Carmen de Bizet. Y a lo largo del ciclo, podrás reconocer también melodías de Monteverdi, Mozart, Prokovief y Satie, entre otros.

  • “Operatic Laughter”

Seguimos sin saber lo que le ha pasado a Ergo, en vez de eso suena un mash-up o mezcla entre una ópera y una canción latina (1:18:36-1:22:14). Atravesamos un largo trozo en el que la narración se detiene para dejar paso a los fragmentos musicales, y que concluye con la canción "Monkeystage" (1:22:15-1:25:28). Así retomamos las andanzas del pobre Ergo Phizmiz, convertido ahora en un muñeco de madera del que abusa un malvado mono.

Ésta era una de las dos canciones del single que apareció en el Free Music Archive para promocionar el Ciclo de Fausto. “Debe ser cosa de magia negra”, comenta Ergo después cuando analiza lo que le ha pasado. En su nueva condición, cada día le hacen bailar una pequeña danza, si bien la mayor parte del tiempo la pasa viendo extrañas proyecciones y un espectáculo con varios personajes históricos.

Como el pobre hombre siempre ha estado obsesionado con las marionetas, se pregunta si no tendrá él mismo la culpa de su situación. Todo esto le recuerda un episodio de Alfred Hitchcock presenta donde Joseph Cotten tiene un accidente de coche y sufre una parálisis.

El mono presenta una nueva actuación, y Ergo ya ni siquiera sabe por qué tenía que entregar un paquete. Escuchamos los chistes de Stravinsky, que anda aquí metido a humorista, y tienen bastante poca gracia. Después se proyecta una película sobre ópera que Ergo ha visto ya cientos de veces, que trata sobre la ópera y los autómatas.

Lo siguiente es otra película con un llamativo reparto: hay un actor que representa al doctor Faustus, luego está el cantante de ópera Simon Perry y por último Eloise, la famosa nueva muñeca danzante a la que le están enseñando ópera. Faustus le da cuerda y ella empieza a cantar (1:49:23-1:54:22).

Ya hemos comentado la importancia que tienen en este ciclo de 14 horas la música clásica, tratada no siempre de manera reverente. En este segundo cacho destacan por ejemplo las numerosas alusiones a la ópera.

Continúa la película. El doctor Faustus compara a Eloise con la protagonista de Cantando bajo la lluvia y le declara su amor. Habla sobre una extraña ópera que triunfa en todo el mundo, Simon Perry cae dormido, y poco más. Escuchamos un mash-up similar al anterior y una improvisación vuelve a poner el broche final, en esta ocasión a cargo de la prodigiosa chelista Bela Emerson (2:16:22-2:51:35). Su mezcla de sonidos acústicos y electrónicos reaparecerá en el tercer cacho del ciclo, y puede que entonces averigüemos qué le va a pasar a Ergo Phizmiz...

Y sigue leyendo el análisis (en inglés) sobre el Ciclo de Fausto en el blog Cerebral Rift: Day Three y Day Four.

Entradas relacionadas: